Recetas para protegerse del sol

Ya se sabe que con los calores del verano hay que hidratarse mucho y untarse de protección solar hasta las cejas, pero también en el resto del año. Además, la alimentación también puede ayudarnos a mantener nuestra piel protegida e incluso a estar más morenos. Por ejemplo, esto de comer zanahoria no es una leyenda urbana. Ni mucho menos. ¿Y para qué sirve? Es antioxidante, con lo cual elimina radicales y protege el ADN de acciones mutagénicas”, y ayuda a la función inmunitaria. Y no lo digo yo; lo dice Paloma Gómez, que es nutricionista.

Pero la zanahoria no es la única que puede presumir de antioxidante natural. No resulta difícil encontrarlos: el tomate, la naranja, el calabacín, la calabaza, los melocotones, los albaricoques, el boniato o la papaya van también cargaditos’. Así como algunas hortalizas de hoja verde, como el brócoli o las espinacas.